Si así lo desean, pueden compartir historias o captions a través de mi correo: cambiosde@gmail.com . Toda historia compartida será anónima, al menos que desees que se te atribuya el crédito.

martes, 18 de octubre de 2016

Cuerpo compartido Pt1.



Nunca me imaginé que mi vida cambiaría tanto desde aquella noche. Solía ser una persona sin hogar, que vivía cerca de un club nocturno. Aquella noche, Sandra (la chica que me ha dado una segunda oportunidad de vivir) había salido del club, a alrededor de las 2 de la mañana. Pude escuchar como ella corría, por que al parecer unos maleantes la estaban persiguiendo. Al pasar por mi pequeña "casa" (Que en realidad era un montón de cajas) la intercepté, la tiré al piso y le tapé la boca. 
Al oído le susurré que todo iba a estar bien, mientras la empujaba hacia adentro de mi montón de cajas y "basura" (lo que mucha gente llama basura, para mi es un tesoro). 
Después de esperar un tiempo prudente, le indiqué que podía salir. Al hacerlo me dijo que estaba muy agradecida, puesto que esos chicos la iban a secuestrar (por lo que ella había escuchado de la conversación entre los maleantes). 
-Te quiero dar un regalo, has salvado mi vida de un cambio que posiblemente no hubiera podido enfrentar. 
+No hay nada que agradecer, no te preocupes. 
-De verdad, haré un cambio radical en tu vida (Decía mientras se movía de forma muy sexy). 
+ De verdad no es nada que preocuparse, realmente no fue demasiada ayuda. (Cuando decía esto, trataba de ocultar mi abultado pantalón). 
- Muéstralo
+¿mostrar que? (dije muy sonrojado). 
- Si no lo haces tú, yo misma lo veré. 
Sin mayor remedio, dejé de cubrir mi abultado pantalón. Ella me vio con una cara un tanto pervertida, me sentó en el suelo. Abrió la cremallera del pantalón. 
-Shhh, no digas nada. 
Esta en verdad era una experiencia única. Jamás pensé que fuera a hacerlo con una chica así. Cuando me quise dar cuenta, ella ya estaba sentada en mi miembro. Empezó un gran movimiento apasionado.  Me dí cuenta que realmente cambiaría mi vida al momento de eyacular. Primero fue una descarga normal, viendo como ella se retorcía de placer. pero luego seguía saliendo mas y mas. Al intentar remover mi miembro de su pequeña vagina, simplemente no pude. Ella me dijo: 
-Soy una bruja, es un secreto de mi familia. Mi gran regalo es dejarte compartir mi cuerpo conmigo. Eso nadie te lo puede ofrecer. 
Yo estaba sin palabras. Simplemente podía ver como mi cuerpo se desinflaba lentamente, como si  de una bolsa de agua se tratara. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario