Si así lo desean, pueden compartir historias o captions a través de mi correo: cambiosde@gmail.com . Toda historia compartida será anónima, al menos que desees que se te atribuya el crédito.

martes, 9 de febrero de 2016

Sin título

... Entonces me tomé aquella extraña pastilla, me empecé a sentir mareado, y de un momento a otro, me volví una sustancia gelatinosa. Lentamente fui avanzando hasta la puerta de mi casa, logrando salir pasando por debajo de ella. Al estar en el pasillo, avancé con prisa hacia la puerta de mi vecina, y me extendí por toda la alfombra que tiene en el pasillo. Estaba todo calculado, cuando yo finalmente había ocupado todo el espacio, pude escuchar el tic-tac de sus tacones subiendo las escaleras del edificio. Unos segundos bastaron para sentir todo su peso encima mío, eso significaba que era hora de actuar. Mientras ella buscaba las llaves en su bolso, yo empecé a subir por sus tacones, rodeándolos por completo. Ella trató de introducir la llave a la cerradura, pero no pudo por que antes yo la había bloqueado con un poco de masilla, eso me dio el tiempo necesario. Me fuí metiendo entre el espacio de los tacones y sus pies. Empecé a abrir la planta de su pie, y me fui introduciendo por allí. Cuando ella volteó hacia abajo, intentó correr al ver que mi forma gelatinosa la tenia rodeada, pero quedó inmóvil hasta que yo terminé de introducirme. Al terminar, ella cerró los ojos, y al abrirlos, yo tomé el control de su cuerpo y ella quedó como espectadora, sin saber que he sido yo quien está dentro. Vaya que hoy será una larga noche...

Espero les guste este nuevo estilo, haré varias mini historias así, dando paso a la imaginación de ustedes, mis estimados lectores.

1 comentario: