Si así lo desean, pueden compartir historias o captions a través de mi correo: cambiosde@gmail.com . Toda historia compartida será anónima, al menos que desees que se te atribuya el crédito.

viernes, 8 de enero de 2016

¿Sigues aqui?

"Sigues aquí, Helen?". Elías preguntó en voz alta usando la propia voz de helen. El había poseido el cuerpo de su sirvienta y podía sentir su presencia. "Señor elías?!" una debil voz lloró en la parte de atrás de su mente. "Que esta pasando? Por que no puedo mover mi cuerpo?". Elias se acercó al espejo y solto una sonrisa malvada para que ella pudiera ver su propio rostro. "Eso es por que yo estoy en control de tu cuerpo querida. Estoy tomando prestado este sexy cuerpo tuyo por un rato. Tu sabes, yo te quiero fuera de mi casa. Yo se que eres una perra ladrona, pero mi esposa no me cree. ¿Como podria? ella te adora. Dice que eres la mejor sirvienta que ha tenido. Bien, esta noche "HELEN" se va a ir por mi bien."
El se empezó a bajar su uniforme y examinar sus senos. "Santo dios helen, estas cosas son asombrosas. ¿Juegas seguido con ellas? puedes sentir que las estoy apretando justo ahora?" El escucho un pequeño gemido en su cabeza y sonrió "Dios, ahora mi esposa va a llegar a casa. Vamos a desvestir este cuerpo realmente rápido antes de que ella llegue".
Al momento de que Dana llegó a casa, Elias estaba completamente vestido denuevo y taconeando con sus tacones.
Había decidido que no era suficiente fumar y masturbase para que la echara. No, sería mucho más divertido si él le hace algo a Dana en este cuerpo y lograr que ella se ponga realmente furiosa. "Señora. Dana me alegro de que estés en casa. He estado ... pensando en ti todo el día. "juntó sus delgados brazos alrededor de su esposa y apretó sus pechos juntos. Dana era toda risas," Oh, yo apuesto a que eres una pequeña descarada. "Dana se inclinó y la besó apasionadamente: "Dios me encanta lo caliente que está en uniforme. Rápido, vamos al dormitorio antes de que mi marido regrese a casa." Elias se sorprendió e incapaz de protestar, la arrastró hasta él dormitorio. Ella se quitó el uniforme y se lamió los generosos pechos. "Esto está tan jodido. ¿Por qué está haciendo mi esposa esto? ", Pensó." Creo que el gato está fuera de la bolsa, "escuchó la voz de Helen,  mas confidente que nunca. "Sólo siéntese y disfrute el viaje Sr. Elias. Podemos compartir esta orgasmo juntos ".

6 comentarios:

  1. Muy buena minihistoria, espero mas entregas de ese estilo, y que termines algunas historias que no has terminado.
    Saludos :-D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta que te haya gustado :). No he tenido el tiempo necesario para continuar las historias que tengo pendientes, pero tratare de darme un tiempecito como con esta.

      Eliminar
  2. Hola, soy Spiderwriter y estoy devuelta... Ahora que tengo una cuenta de blogger me preguntaba si podría ayudar nuevamente en el blog...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué gusto saber de ti :). Envíame un mail
      cambiosde@gmail.com

      Eliminar
  3. Esto lo saaste de otro blog, yo lo vi ayer. Es vieja la historia.

    ResponderEliminar
  4. Esto lo sacaste de otro blog, yo lo vi ayer. Es vieja la historia.

    ResponderEliminar