Si así lo desean, pueden compartir historias o captions a través de mi correo: cambiosde@gmail.com . Toda historia compartida será anónima, al menos que desees que se te atribuya el crédito.

viernes, 24 de abril de 2015

Una enorme ayuda

https://www.youtube.com/channel/UCQureRmNR7z-PicWxo3nOgw

Ayudenme a suscribirse a este canal, mi meta son los 1,000 suscriptores antes del 2 de mayo, ayudenme por favor, estaría muy agradecida con ustedes. 

sábado, 18 de abril de 2015

Compartir







Me encontré estas captions en un blog que ya hace mucho que no actualiza y fue casi irresistible compartirlo con ustedes.

jueves, 9 de abril de 2015

La hermana comprensiva Pt. 1

Desde que tengo memoria, siempre le he tenido envidia de todas las cosas de mi hermana mayor Sandra. Todo empezó desde sus XV años, yo tenía tan solo 4 años. Ella estaba realmente entusiasmada, pues no era cualquier fecha. Seria el momento en el que ella deja de ser una niña y se convierte en una mujer. Mi mamá también estaba muy ilusionada con aquel momento, querían que todo fuera perfecto. Su vestido fue de un color rojo que no pasaba desapercibido, junto con unos tacones de unos enormes 12 cm, ella estaría todo el día con ellos. Yo estaba realmente celoso, yo también quería mi fiesta, sabia que jamás la tendría por qué nunca había visto a un chico allí. Entonces me puse realmente triste, sinceramente yo quería ser ella, ser el centro de atención. Los días pasaron de una forma muy rápida, pronto faltaban tan solo un par de semanas para que mi hermana tuviera aquel día. A mi siempre me dejaban solo en casa, eso me deprimía un poco, pero en ese día, estar solo fue lo mejor que me pudo pasar. Llego mi hermana a la casa, y me vio con lagrimas en los ojos, por lo cual fue imposible que ella no me hiciera la clásica pregunta:
-¿Que te pasa hermanito?
 +No se si decirte sandy, te vas a reír de mi.
 -Ya dime hermanito, sabes que te quiero y que haría todo lo posible para que no estés llorando.
 +Es que no se hermana.
 -Dímelo, tenme confianza, te juro que no le diré a nuestros padres.
 +Es que tengo celos -¿celos de que hermano?
 +De ti, de tu fiesta. Yo quisiera también estar allí, ser el centro de atención como tu lo vas a ser.
 -hay hermano, si supieras cuanta presión es, aunque voy a ver como te ayudo para que estés en mi fiesta conmigo.
 +¿Pero no voy a estar contigo con un traje de pingüino como todos los que bailan contigo?
-chambelanes hermano, se llaman chambelanes, pero no, buscare un lugar especial para ti.
 +(dejando de llorar) gracias hermana, eres lo mejor. 
-ahora cámbiate de ropa para que vayamos por un helado.
 Partimos hacia el centro comercial y fuimos por unos helados, ella sabia cuanto me encantaban, todo eso para hacerme feliz. Luego pasamos a una zapatería, mi hermana paso directamente al mostrador y pidió un modelo, al parecer ya lo había visto antes pues no se lo probó, y pago en la caja. Los días pasaron muy rápido, en la noche, antes del gran día ella me grita que vaya a su cuarto. Llegue y la vi en sus medias que tanto me encantaba usar a escondidas, me acerque a ella y me mostró el vestido.
-¿Te gusta mi vestido?
+si, se ve muy bonito.
 -Bueno hermano, el gran día es mañana, pero quería hacer una última revisión antes.
 +¿Revisión? ¿No tu ya habías probado todo esto?
 -Si, pero no con tu puesto especial. (Volteando a ver la parte de abajo del vestido)
 +¿Cual puesto? ¿Acaso mi gran puesto es... (Me interrumpió)
-Si hermano, ya tengo todo listo, solo quería ver que tal me quedo la idea.
 Me pidió que me quitara toda la ropa, yo no desobedecí, y rápidamente me desvestí. Ella empezó a hacer unos hoyos a la altura de las rodillas de las medias que traía puestas. Me deslice por aquel hoyo, eso realmente me gusto. Luego ella se acercó al clóset, donde tenía los tacones que ella iba a usar mañana, pero tomo otra caja. Al abrirla, vi unos tacones exactamente iguales a los anteriores, con la diferencia de que estos eran mas grandes, y al parecer mi hermana había hecho más profundo el lugar donde va el talón para que nos quedara a la perfección. Lentamente subió el cierre de ambos zapatos, que nos quedaron como un guante. Ella dio unos pasos
-Intenta equilibrarte, por que si no nos podemos caer, y ve como doy los pasos.
 Yo fui duplicando todo lo que hacia, nos sincronizamos al caminar. Tomo el vestido y nos lo puso encima. Mi sorpresa es que adentro del vestido, estaba una base para el celular de mi hermana, junto con unos audífonos y un pequeño teclado. Ella me paso su celular y se acomodo lo que parecía ser una pequeña cámara en el pecho. También un auricular inalámbrico en el oído.
 -Ahora prueba hermanito. Lo que teclees lo voy a escuchar gracias al auricular y todo lo que me digan lo vas a poder oír con los audífonos que tienes allí abajo.
 +si hermanita, escucho y veo todo, es realmente fantástico. Te adoro, eres la mejor.
 -Por nada hermanito, ahora hay que irnos a dormir que mañana será un gran día para ambos.
 Me encantó tanto la idea del vestido y las medias, que insistí a mis padres para poder dormir con mi hermana, y ya dentro con ella, en un descuido me metí entre su tanga y su brasier. Ella solo se rió un poco y nos dormimos. Despertamos por el despertador, salí de su riquísima ropa y me hice el dormido. Mi mamá me llevo a mi habitación y me explico que iba a estar en la casa solo todo el día, por que no se iban a poder hacer cargo de mi durante el tiempo que estuvieran en la fiesta de mi hermana. Me dejaron comida en el refrigerador y papá fue a acompañar a mi mamá a la estética para arreglarse el cabello. Mi hermana mientas tanto se estaba bañando. Yo corrí a su clóset a sacar el vestido y los zapatos. Estaba tan emocionado que me empece a poner las medias y los zapatos solo. Cuando ella llego, se empezó a reír, por que yo estaba mas emocionado que ella. Después de que nos pusimos la ropa, nos dirigimos a la iglesia con mis papás (ellos pensando que yo estaba en casa, si supieran jajaja).

Continuará...
Comenten que les parece esta primera parte que escribí y que les gustaría que sucediera.