Si así lo desean, pueden compartir historias o captions a través de mi correo: cambiosde@gmail.com . Toda historia compartida será anónima, al menos que desees que se te atribuya el crédito.

viernes, 6 de junio de 2014

Las tijeras magicas parte 6

Subí varias colinas muy feas, como hombre las hubiera subido mucho más rápido, y con una mayor facilidad, pero lamentablemente era una mujer, y como es de obviarse, mi nuevo cuerpo es más débil. Finalmente llegue a una especie de hangar de helicópteros, muy extraño por cierto, donde habían muchas cámaras de seguridad. Recordando otro de los juegos de Xbox, calcule los intervalos de rotación de las cámaras, y de esa manera logre pasar sin ser visto. Logre llegar hasta un cuarto de control, allí encontré una escotilla, que comunicaba a unas escaleras. Baje dichas escaleras y llegue hasta una serie de túneles, era evidente de que no querían que nadie pasara por allá, pues parecía un laberinto. Camine y camine, varios kilómetros, los problemas empezaron a surgir: los túneles se estaban empezando a derrumbar en algunas partes, era muy peligroso estar dentro, pero justo cuando pensé en regresar, colapsó la parte que tenía en la espalda. De forma instintiva corrí y corrí tomando túneles de forma aleatoria, y media hora después, llegue a un conducto de aire acondicionado. El iPhone marcaba que estaba a 300 metros de Jazmín, en ese justo momento un pop-up interrumpió mis pensamientos: 20% de batería restante. ¡Demonios! Pensé, pues había olvidado que el GPS y los datos móviles acompañados de redes 4G consumían mucha batería. Tenía 2 opciones, seguir guiado con el GPS hasta jazmín, o apagar el teléfono y guardar esa poca batería por sí las cosas se ponen feas. Lo más razonable era la segunda opción. Apague el iPhone y lo guarde en mi brasier. Saque la Protección de la ventilación, me acosté y me metí al conducto. Cerré la reja por sí empezaban a sospechar. Me fui deslizando por los conductos, luego escuche una voz un tanto familiar, sonaba distorsionada, así que me fui acercando a dicha voz. Pronto logre identificar y escuchar voces: (Jazmín: Muy bien Verónica, hemos sacado a esos estúpidos de sus "nuevos" cuerpos. Vanessa: Claro que sí Antonio, ahora regresaremos con el chico y nos haremos pasar por sus padres.) También oí las voces de los vagabundos gritar auxilio. Pronto les taparon la boca, pues se callaron inmediatamente. Estaba un tanto espantado, no sabía realmente que iba a pasar. Luego escuche como un coche llegaba, era la familia de los vagabundos, venían a tomar los cuerpos de "mis padres". Vi como Jazmín sacaba las tijeras mágicas y los empezaba a abrir para poder meterse. Estaba realmente asustado, y casi me desmayo al ver que estaban sacando muchos explosivos de la cajuela del coche. Sacaron un detonador enorme, y luego lo empezaron a programar : 22:59:09. En casi 23 minutos volarían todo en pedazos, intercambiaron palabras y después de muchas risas, salieron a toda velocidad de allí. No contaban con que estaba oculto. Empece a moverme dentro de la ventilación, y donde tenía las tijeras de diamante, sentí mucha calor, al momento de sacarlas, un lazo salió disparado hacia el techo de la ventilación, saque una tapa, la cual cayo al piso, y aprovechando el lazo de las tijeras, fui descendiendo lentamente hasta llegar al piso. Corte el lazo y me acerque a la bomba: 18:09:12, encendí el iPhone y puse un temporizador. Corrí hacia los "vagabundos" y los desate, Estaban llorando, pues en un instante lo habían perdido todo: sus antiguos cuerpos, a sus nuevos cuerpos. Los consolé y de forma breve les explique lo de la bomba. En eso, una parte del techo, la más alta, había caído, dejando ver la superficie. De las tijeras lancé un gancho hasta la superficie, nos abrazamos y nos empezó a subir, en cuestión de algunos minutos ya estábamos en tierra firme. El iPhone marcaba que faltaban 01:09:07 para que la bomba estallara. ¡Teníamos justo un minuto para huir!, recordé el helicóptero , así que en inmediato subí y encendí el motor. Había jugado algunos simuladores de vuelo, así que tenía cierta experiencia con esas aeronaves que podía usar a mi favor. Subieron ambos y empece a elevarme, al estar a 35 metros del puso detono la bomba, varios restos llegaron hasta el helicóptero, fue una detonación con mucha intensidad. Volé hasta donde deje el Audi, cerca deje el helicóptero y nos subimos al coche. De inmediato salí a toda velocidad, estábamos en problemas…

4 comentarios:

  1. en que mundo despues del 3j sigue el capitulo 6

    ResponderEliminar
  2. no me gusto mucho el rumbo de la historia! :( pero igua la seguire leyendo para ver en que termina!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, a mi tampoco me convence del todo (que ironía). Voy a darle otro giro, a ver que tal queda.

      Eliminar