Si así lo desean, pueden compartir historias o captions a través de mi correo: cambiosde@gmail.com . Toda historia compartida será anónima, al menos que desees que se te atribuya el crédito.

miércoles, 21 de mayo de 2014

Las tijeras magicas, parte 5.

En el capítulo anterior un federal me detiene, y ya se quiere llevar el coche al corralón: Yo: Poli, diga con cuanto nos arreglamos, yo tomando de mi bolso la cartera. PF: Pues esto no se va a arreglar con dinero chiquita. Yo: ¿entonces con que? (Imaginándome lo que podría pedir) PF: Con una buena mamada quedas libre Yo: ¡Abusivo!, yo solo le voy a dar 500 pesos, no esas puercadas. PF: Pues escoge, o la mamada, o el corralón. Yo: estúpido.... Esta bien, pero ni piense que me voy a tragar su semen. PF: pues vamos al auto (dirigiéndose a mi mini cooper). Me subí en el asiendo del chofer, y el en el del copiloto, se bajo la bragueta y salió un pene enorme, al menos de 20 cm. El tomo mi cara y la empujó hacia esa gran herramienta, yo empecé a chuparlo como pude, me di cuenta que el quedaba mas satisfecho si chupaba al glande como una paleta, así que eso hice. La verdad es que el semen en un principio me supo mal, pero después me acostumbré, el gritó: PF: ¡Me vengo! ¡Me vengo! Yo: Vente en mi boca papi. PF: ah, ah, ah!! Despues de esto, el policía eyaculo en mi boca, se fue a su patrulla y se marchó. Yo seguí mi marcha a toda velocidad, esperando no tener más problemas, pero otro policía me detuvo. PM: ibas muy rápido Yo: seamos breves, ¿qué quieres? PM: Lo que le hiciste a mi amigo, el policía federal. Yo: esta bien, sube (teniendo el coche a 5,000 RPM). Al momento que esta a punto de abrir la puerta, lo puse en Drive, y el coche salió disparado a 180 KM/H. Perdí a ese otro policía durante un tiempo, pero luego me dio alcance, disparando hacia el coche, y yo esquivando las balas. Había una salida de la autopista, muy estrecha, pero era seguro que mi coche podría pasar más rápido que la patrulla. Recordé aquellas horas de video juegos en el Xbox que pasaba jugando, entonces que meto el freno de mano, y giro el volante a la derecha, al instante empezó a derrapar, entronque a una carretera, y seguí acelerando instintivamente. La patrulla ya no me pudo alcanzar, pues era una camioneta patrulla, y no tuvo la agilidad que mi coche. Ese escape salio al estilo de hollywood. Después de otro rato al volante, llegue a la escuela. Deje el coche estacionado en el lugar de un maestro que no tiene coche, y entre al salón. Se me hizo muy extraño no ver a Vanessa ni a Jazmín en ninguna parte de la escuela, mi día siguió de lo más normal: comí con mis demás amigas, tome todas las clases como es para mi costumbre. Ya me había acostumbrado a usar falda, pero en un principio fue de lo más complicado: tenía que estirar la falda por la parte de atrás para que no se arrugara, tenía que cruzar las piernas para no enseñar de más, y sin contar la menstruación, esos días tienes unos cólicos horribles, con ganas de morirte, u es espantoso tener que usar una toalla desechable, pues se te pega en la tanga, luego tienes que cuidar que no te manches con ja sangre. Siguiendo a lo que estaba: el día había acabado, así que fui al estacionamiento, tome el coche y fui manejando hasta casa. Al llegar sólo encuentro una nota que decía: Tu peor pesadilla acaba de empezar. Me espante muchísimo, en eso tocan la puerta, casi me infarto en ese mismo momento. Al abrir era otro mensajero de DHL, me pregunto por mi nombre, se lo di, entonces el me dio un paquete, y acto seguido se fue de inmediato. Abrí la bolsa amarilla, y encontré una caja de cartón, la cual volví a abrir. Dentro de ella encontré una bolsa de seda y una nota que decía: "Las necesitarás...", eso me lleno de intriga. Al abrir la bolsa, encontré otras tijeras, muy parecidas a las anteriores, sólo que esta tenía incrustaciones de diamante en el mango. Yo seguía con la curiosidad de saber donde estaban jazmín y vanessa, en eso, mi teléfono me interrumpió: "ding ding ding", era una alerta de buscar mi iPhone, me avisaba que ya se había encontrado el iPhone de Jazmín, a unos 500 kilómetros de aquí. Sin dudarlo empaque ropa y zapatos, y tome las llaves de un Audi A5 que tenía "jazmín". Cerré bien la casa, y deje programado el circuito de encendido remoto de luces. Presione el botón home, hasta que la típica voz de Siri me hablo: ¿En qué te puedo ayudar?, yo le conteste: ¡llévame hasta el iPhone de Jazmín!. Empezó a decir: gira a la derecha, toma la autopista rumbo Occidente. Iba en el carril rápido, a más de 170 km/h, me urgía llegar hasta allá. Después de casi 2 horas, Siri me dijo: "toma desviación en la primera vereda" y así consecutivamente. Me estaba adentrando en una montaña. Hubo un momento donde el coche ya no iba a poder pasar, así que lo estacione, y lo cubri con la basura de árbol que había, quedo camuflajeado. ___________________________________________________ Pronto empezare nuevas historias, si quieren leer esta, las partes anteriores están en mi otro blog: cambiosdeopinion.blogspot.com

2 comentarios:

  1. Y CUAL ES LA PARTE No. 1,2,3,4 ?????????

    ResponderEliminar
  2. En mi otro blog. Cambiosdeopinion.blogspot.com

    ResponderEliminar