Si así lo desean, pueden compartir historias o captions a través de mi correo: cambiosde@gmail.com . Toda historia compartida será anónima, al menos que desees que se te atribuya el crédito.

sábado, 24 de mayo de 2014

La pistola magica pt1

Todo empieza en una mañana muy soleada de verano, en una casa de personas muy ricas. Era una pareja de 35 años, con un niño de 6 años, aquel niño se llama Javier, y sus padres Edgar y Joana. Ellos eran unos hombres de negocios sumamente importantes, accionistas en empresas como coca-cola, bimbo, Pepsi, y dueños de muchas gasolineras en varias partes del mundo. Se la pasan viajando constantemente alrededor del mundo, por lo cual descuidaban muchísimo a su hijo, y para compensarlo, le regalaban muchísimos juguetes , entre ellos, una pistola, la cual a ellos les había salido carísima, pero se veía bastante realista. El Niño estaba muy feliz con su "juguete", las tardes se la pasaba con su niñera, una chica que recién había acabado la universidad, era muy guapa, pero lamentablemente no había encontrado un empleo bien remunerado, mas que ese. Como todas las tardes, estaban jugando con los carritos de el. El Niño ya era un poco pervertido, pues el le pedia que viniera a verlo en tacones altos, de 10 cm al menos, con una minifalda y con una blusa muy escotada, o bien, con un vestido escotado, y cuando jugaban , los dos se costaban en el piso, y el jugaba con los coches, al igual que ella, el usaba las patrullas y coches oficiales, ella todos los demas, y cada que el "infraccionaba" a algun vehiculo, se lo llevaba al corralon, el cual era dentro de la brusa de su niñera Sharon, justo en sus senos. Aunque el juego que el realmente amaba era el de "poseer" a su niñera. En este juego, el de ponia dentro de las medias de Sharon, y esta tambien las tenia puestas, el quedaba detras se ella. Luego juntaba su pie con el de ella, para poder usar los tacones, de igual manera con el vestido o blusa, segun lo que trajera Sharon. Despues de eso, el detras de ella, se acostaba en el piso, y seguia jugando con cualquier otra cosa, ya fueran sus juguetes, o con el celular de ella. Sharon ya estaba cansada, en una ocasion, se acerco a los padres de javier, y le dijo que renunciaba, por que se le hacia muy pesado trabajar con javier, (para esto les comento que le pagaban 4,000 a la semana), sus papás le hablaron a javier, y le contaron lo que pasó, el empezó a llorar inconsolablemente, entonces, en inmediato, le ofrecieron a Sharon un aumento, y ella pasaria a ganar 11,000 a la semana por cuidar a Javier. Ella quedo muy tentada con ese precio, entonces acepto quedarse. Javier amaba el juego de estar asi con sharon. En una ocasion, el le pidio a sharon ir al centro comercial, ella acepto obviamente, y se iba a cambiar para ir, pero javier le dijo: J: Momento, yo quiero ir como sharon S: Estas muy obsesionado conmigo J: Si, la verdad es que eres muy bonita, como me encantaria ser tu. S: me sonrojas, vente pues, vamos al centro comercial. Sharon se sentó sobre Javier, que era muy grande para su edad, pues median casi lo mismo, tomo unas medias y se las fue poniendo, junto con los pequeños pies de Javier, de igualmanera con su brasier, despues de so, se colocó una faja, y unas mangas con guantes, tomo unos jeans y se los puso, igual una blusa, al final un saco que llegaba hasta el piso, unas zapatillas negras de charol, tipo mocasin, de 13 cm, las cuales javier amaba. Tomo las llaves del audi A1 que sus papás de javier habian destinado para movilizarse, y se puso a manejar, al llegar al centro comercial, ella se puso muy suave, de tal manera que era javier quien movia su cuerpo. Sus papas le habían regalado a sharon unas Google Glasses, y a su hijo igual, pero las de el eran un prototipo muy avanzado, la cual le permitía que ambos lentes mostraran la imagen en toda la lente, y ademas, estas gafas tocaban partes nerviosas de el, lo que permitia enviar el texto que pensara a traves de un mensaje o cualquier otro formato. Entonces, Sharon llevaba las glasses y le enviaba video en vivo a las de Javier, y este le mansaba por texto a las de Sharon lo que queria que ella dijera. Pasaron por un Starbucks y compró un café, y se lo iba dando a Sharon, pasaron por una zapateria, por tiendas de ropa. A Javier le daban mucho dinero de domingo, alrededor de 15,000 pesos, para que el hiciera lo que quisiera, pasear, comer, etc. Ese dinero lo metio en la cartera de Sharon, compraba ropa y pagaba, compraba la ropa por montones, en tiendas de gran prestigio. Al llegar a la casa, Sharon se quitaba la ropa, solo quedando en ropa interior, medias y los guantes, para que javier jugara de esa manera con su cuerpo. El realmente deseaba poder ser ella, lo deseaba con todo su corazón. Regresando a la pistola, ellos estaban jugando policias y ladrones, el era el policia y ella la ladrona. El tenia esa curiosa pistola, ella tenia otra de agua, de las famosas "Nerf". Ella le disparo y lo mojó bien, salio corriendo, El Niño iba tras de ella, sacó la pistola especial, y le dio un "balazo" en la espalda. Ella se cayó en el mismisimo instante, su espalda se empezó a abrir, y la abertura fue bajando hasta sus pies, y subiendo hasta su cabeza y sus manos. Espantado le dio la vuelta a sharon, y vio que estaba con los ojos cerrados. El se espantó muchisimo, intentó "cerrarla" pero nada daba resultado, no sabia que iba a decirle a sus papas cuando vieran a Sharon tirada, y seguramente muerta. Antes de hacer algo, decidio darle otro balazo, magicamente la piel se empezó a cerrar. Cuando esto pasño, sharon dejo Sharon: ¿Que pasó? Javier: Pues te di un balazo jugando, caiste y te empezaste a abrir como una piel. Sharon: Yo solo senti dolor, y por eso tenia los ojos cerrados, yo te escuche cuando me intentabas despertar, pero no podia hablar ni moverme. Javier: Que extraño, (pausa larga) y si experimentamos Sharon: ¡No!, puede ser muy peligroso. Javider: ¡Vamos, con un balazo te regrese a la normallidad! Sharon: Esta bien, intentalo, pero ahora de frente. Entonces Javier le apuntó a sharon con la pistola, y jaló el gatillo. Su piel se empezo a abrir, pero esta vez, sharon no habia cerrado los ojos. Sharon: ¡Vaya!, no siento nada. Javier: Es cierto. Sharon: Literal, yo no siento nada, ni mis pies ni mis manos... (En ese momento se empezó a partir su cabeza en.) Javier: Sharon Javier: Shaaaron Javier: ¡Sharon! Sharon no contestaba,

4 comentarios:

  1. me encanto esta historia espero la continues y termines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí :3 me quede sin ideas para la otra historia, así que escribí esta para después tener ideas para la otra y así. Voy a acabar ambas.

      Eliminar