Si así lo desean, pueden compartir historias o captions a través de mi correo: cambiosde@gmail.com . Toda historia compartida será anónima, al menos que desees que se te atribuya el crédito.

jueves, 13 de diciembre de 2018

La posesión de diana.


"Mira, si de alguna forma mágica logras tomar control de mi cuerpo, no me importa lo que hagas con él, a mi la vida simplemente ya no me interesa" fueron las palabras que salieron de los labios de Diana antes de saber que realmente tenía poderes especiales, para desgracia de ella yo no acepto cuando la gente se hecha para atrás con lo que dice. Hace un par de años, por obra de una bruja a la que ayudé, obtuve una serie de poderes en los que se incluye la posesión de cuerpos y el control remoto, así que cuando estaba platicando con Diana, insinuando que era capaz de poseer, la frase "no importa lo que hagas con mi cuerpo"  fue la llave que me permitió tomarla como mi marioneta. Me empecé a convertir en un vapor bastante denso, ya había practicado mucho esto anteriormente y tenía la capacidad de controlarme muy bien en estado gaseoso. Pronto empecé a atravesar su ropa para abrirme paso entre su vagina y mentiendome también por su boca, pude sentir como iba tomando control de su cuerpo, de pronto cerré los ojos y al abrirlos ya era diana. Ella empezó a gritar aterrada: ¡Su mejor amiga había tomado control de su cuerpo!, lo que ella no sabe es que desde este momento su cuerpo me pertenece, ella queda relevada a ser un simple pasajero de mis acciones dentro de ella y cuando yo no esté dentro de ella, también podré estar en control remoto de ella, ahora teniendo su cuerpo y todos sus recuerdos a mi disposición será muy sencillo poder ser ella cuando quiera.

jueves, 29 de noviembre de 2018

Ayuda en el escenario

Necesitaba ayuda, sufría de panico escenico y por sugerencia de mi tutora escolar me uní al coro de la escuela para poder cantar. Sabía que cantaba muy bien, pero simplemente al ver tanta gente me aterraba y era incapaz de hacer cualquier cosa. Subirme a ese escenario fue la peor idea que haya podido tener en mucho tiempo. Después de bastante preparación estaba frente a mucha gente, me estaba poniendo sudorosa, eso no era una buena señal, el panico me invadía, circulaba cada rincón de mi ser. De pronto algo muy extraño sucedío: sentí como era empujada desde atrás, voltié de forma instintiva pero no pude ver a nadie, parpadié los ojos y de pronto mi cuerpo dejó de responder a mis ordenes, estaba simplemente aterrada. Mi cuerpo estaba allí parado enfrente de todos y yo sin poder hacer nada, de pronto pude sentir como mi mente daba vueltas, mientras mi cuerpo caminaba con completa naturalidad en el escenario. Mi desesperación era bastante, y de pronto todos guardaron silencio, notas empezaron a salir de mi boca, fue simplemente bello. Durante 30 minutos mi cuerpo fue controlado por un extraño, que dio un espectáculo extraordinario, al terminar todos aplaudieron y en mi mente pude escuchar "ni pienses que saldré de aquí, simplemente me encantas, pero sé que podremos compartir muy bien", de pronto recuperé control absoluto, pero aún sentía como jugaba el chico, fantasma o lo que fuera con todos mis recuerdos, veía toda mi vida pasar. Simplemente me sentí muy capaz de poder hacer algo en el escenario. 

Al llegar a casa todos me felicitaron, de cierta forma no pude contarles lo que había sucedido, sospecho que el "coso" que está en mi cuerpo lo evita. Al llegar la noche volví a perder el control, pude sentir como empezaba a manosear mis  partes intimas, como si de un juguete se tratara. Esto no me estaba gustando mucho, hasta que empezó a tocar las partes adecuadas, disparandome en un mar de placer.

lunes, 19 de noviembre de 2018

La extraña piedra (Fragmento 2)

Regresé al parque para poder visualizar nuevas chicas, en espera de que alguna nueva apareciera. No tardó mucho para que la belleza de Jennifer deslumbrara mi vista: lucía bella, con el outfit que tanto me gustan en las chicas como ella. Las ordenes mentales fueron y vinieron, muchas poses sexys tuvo que realizar enfrente de mí, hasta que se me ocurrío la idea más perversa. 

Ella se sentó a un lado de mí, empezamos a pláticar y le ordené que deslizara la cremallera de mi pantalón para poder acceder a mi preciado, mientras platicabamos ella empezó a masturbarme sin morbo alguno, tal y como se lo había pedido. La gente que pasaba alrededor no se percataba de esta situación, lo que lo hacía mucho más exitante. Ella me estaba dando placer como nunca lo habían hecho, hasta que lo inevitable ocurrío, con mucho regozijo se limpió las manos usando su lengua, de una forma muy perversa de tal forma que me causó una segunda erección, omitiré detalles pues considero que ya fue muy explícito. 

El sol comenzaba a esconderse, así que simpemente borré los recuerdos de Jennifer y me dirigí hacia mi casa, esta piedra simplemente era fantástica, un nuevo reinado (mi reinado) estaba por comenzar...

domingo, 18 de noviembre de 2018

La extraña piedra.

Había encontrado una piedra muy extraña en el parque, la recogí por que me parecío de lo más interesante: era raro ver una piedra de rio en una ciudad como lo es la ciudad de méxico, seguramente rodó bastante para terminar por estos rumbos. La guardé con mucho cuidado en mi bolsillo, sin saber que sucedería después. 

Me senté en una de las bancas del parque a disfrutar de un buen helado, como suelo hacer los fines de semana. Pocas personas tienen esa dicha de sentarse un momento para descansar y disfrutar del cantar de las aves, y en este momento yo era el afortunado que podía disfrutar de algo así. Vi una chica bastante linda, en una minifalda y un saco, lucía muy ejecutiva, el tipo de chicas que me atrae bastante. Simplemente pensé para mi interior "como me gustaría poder verla mejor", ella de una forma un tanto extraña se dioo media vuelta, volteando justo hacia mi, y se sujetó el saco a los lados, de una forma muy sexy. Eso se me hizo simplemente extraño, así que pensé " una sonrisa no estaría nada mal ", y ella sin dudar sonrío de una forma muy amigable. Se me hizo mucha casualidad de que todo esto sucediera de una forma tan simple, tanta casualidad me hacía sospechar. 

Sospechaba que de cierta forma la piedra me había dado poderes especiales,  así que lo siguiente que hice fue pedirle mentalmente que se sentara, y que empezara a platicar conmigo como si de un gran amigo de la infancia me tratase, todo sucedío tal y como yo le indiqué con mi orden mental. Este suceso me estaba prendiendo demasiado, me avalancé a sus labios y ella me respondío con la misma intensidad con la que estaba besándola, parecíamos dos adolescentes a punto de irse a la cama. Pronto pedí estar dentro de ella y sentí como fuí succionado rápidamente por su boca, tomé el control sobre su cuerpo, ahora ella y yo eramos un solo ser. Accedí a sus recuerdos y seguí diambulando en el parque con este sexy cuerpo, salí pasando una hora, no quería afectarle en su rutina, después ordené que se retirara y actuase como si nada pasó.


 En definitiva obtendré bastante de este poder, pero primero necesito saber exactamente como funciona, un parque con una rubia no es un lugar adecuado para averiguarlo. ¿Quién será mi sujeto de pruebas? ... 



Comenten que tal les parecío :D. 

viernes, 16 de noviembre de 2018

Controlando mi objetivo



Durante mucho tiempo me había cansado de la mala vida que mi familia me había dado, tenía un buen cuerpo pero no el dinero para mantenerme, llegue a trabajar hasta de mesera, llendo muy lejos durante un tiempo como prostituta, esa mala vida que me tenia enfadada, hasta que decidí utilizar los recursos de una Shaman, la bruja me dijo que tenia una pócima especial capaz de cambiar de cuerpo con quien yo quisiera, lo pensé un poco pero no me molestaba perder mi cuerpo, que además ya estaba muy maltratado ante loa constantes abusos que pasaba en los cabarets, sólo que tenia que ponerlo en el alimento de quien fuera mi víctima para controlarlo obligándole a desear el intercambio solo hací podría realizarse dicho suceso, las instrucciones eran claras y muy fáciles, solo tuve que esperar el momento para encontrar el cuerpo indicado, casi siempre llegaban hombres que parecían millonarios personal final solo eran hombres horrendos y sin mas que sus ahorros del mes para venirse a coger a una de nosotras, algunos hombres si eran de dinero pero ya muy viejos con cuerpos asqueroros, si quería una mejor vida no me iba a quedar con un cuerpo ya en el limbo de la muerte.

Una noche llego un hombre, este parecía tener bastante dinero, paso con su carro BMW se veía muy bonito y el no ostentaban mas de los 25 años, mas bien parecía un joven estudiante de medicina, yo siempre había querido estudiar una carrera así, se paro unos momentos justo enfrente del cabaret, fue entonces que me acerque, el hablaba como con burlas hacia nosotras le escuchaba decir palabras como "Me toco pararme frente a las putitas" y cuando noto que me acercaba dijo a quien supongo era su amigo "Una de las putitas se me acercó no me vaya a pegar el SIDA, yo claramente me moleste muchísimo, decidí que esta era mi oportunidad, me subí al carro sin pensarlo, este se molesto pero rápido mostró una mirada de morbo, sonrió diciéndole a su amigo que estaría ocupado las siguientes horas, seguido de eso apago su teléfono arrancando el carro llevándome hasta un motel, como esperaba me sometió he hizo lo que quiso, me introdujo muy salvajemente si miembro casi sentía que me desgarraba mi vagina, pero solo esperaba el momento preciso, se quedo dormido mientras yo esperaba el amanecer.

Salí entonces por un café en el OXXO, tome dinero de su cartera, me apresure para que no despertara y se fuera antes de que pudiera controlarlo, compre dos vasos de café le puse suficiente endulzante para que no se notara la poción, también le compre un sándwich de ahí mismo rociándo un poco de poción por si mas dudas, regrese con el corazón el limite, la gente en el lugar también me había tratado muy mal por mi vestimenta y aspecto, logre llegar al motel, justo a tiempo porque ya despertaba, lo sorprendí, "Hola amor, mira lo que te traje despues de una excitante noche", "Buenos días perrita, veo que le trajiste su desayuno al rey", "Si mi rey ahora coma mi lindo amo", lo decía con rabia por dentro después de lo que me había dicho", el tomo el café y en sándwich, me había alucinado con lo que pasaría, termino de comer y note como se sentía extrañó, su visita se veía confundida, "¿Qué me pasa, qué me hiciste perra?", "Nada, porque no mejor te incas y me pides perdón por lo que as dicho", " Yo jamas haría eso pinche puta, que ha, que pasa porque no me puedo mover haaa mi cuerpo que hago haaaa haaa peeerrdddoonnn poopoporr lo que te he dicho, pero porque he hecho esto, qué me hiciste", "Jajaja yo nada porque no te cagas aquí mismo y te comes tu propio excremento", ''¡Jamás haré tal cosa!, haa ummm, me duele haaa", comenzó a sentir un fuerte dolor en el estómago y se tiro al suelo mientras que salieron un par de gases por su culo, seguido de eso varias partes de excremento salieron de su ser, " Jajaja, ya vez como no me harías caso, ahora tragaré tu caca maldito animal, tomo con sus manos controladas en contra de su voluntad el excremento del suelo, me desagradaba un poco lo que pasaba pero me llenaba de orgullo poder destruir el orgullo y su ego, comía la caca mientras que le ordenaba que se fuera a limpiar al baño, debía de hacer eso de una vez no fuera a terminar el efecto y mi vida termine peor despues de ello, aunque no quería verme envuelta en un cuerpo cubierto de excremento, mucho menos la boca.

Después de haberlo humillado este regreso, se movía a pasos forzados, "Bien llego el momento, ahora quiero que me pidas con todas tus fuerzas que me deseas, que desearías tener mi vida y mi cuerpo para regalarme todo lo tuyo, además de ser mi perrita luego del cambio, dime que desear cambiar de cuerpo conmigo, "Yo, yo no te haré, casssoo maldiiitta brruibujaa, haa, yyyo yo, deseado tuutu cuerpo, quierroo cambiarte mi mi mi cueerpo quiquiero que seeea tututuyo, quiquiero ser tu tu perrita ¡Ha, noo por porque, ayidaaaa!", habia logrado que dijera más palabras mágicas, pensé que no funcionaría hasta que un especie de torbellino me envolvió junto con el frente a nuestros ojos como si viéramos todo girar, me marie mucho no podía mantenerme en pie, quede inconsciente hasta que desperté, veía que aun seguía en la habitación del motel, me levante rápido luego de acordarme, sentí mi cuerpo diferente, más pesado pero no en lugares donde antes sentía ese peso extra, luego mire mi cuerpo notando que mis senos habían desaparecido, mi cabello lo sentía corto, veía en mi entrepierna un enorme pene erecto, además de unos músculos bien proporcionados en los brazos piernas y mi abdomen, note como mi cuerpo estaba frente a mi en el suelo, se estaba despertando, no podía creerlo había funcionado, luego de eso sentía como mi nuevo miembro saltaba de las palpitaciones de mis nervios, se sentía excitado, con algo de miedo y morbo coloque no mano en el gran pedazo de carne, se sentía muy diferentes esta perspectiva, lo siete sintiendo su delicado aún que no tan sensible fisonomía, sentía algo de placer casi nada a comparación pero me llenaba de orgullo poder ver algo tan impactante luego de lugar mi cometido.

Mi cuerpo comenzó a reaccionar, "¿Donde estoy, porque me siento raro muy raro, haa, que es esto, son son tetas de vieja, mi cuerpo que me paso que es esto?, una vagina no puedo moverme haaa, tu, ti me hiciste esto, mi cuerpo devuelvemelo, no te retesare nada mejor por que no disfeutas un poco de tu cuerpo dijiste que serias mi perrita no", "No es verdad haaa, me siento tan caliente, haa, quiero chupartela, puedo amo, nooooo haaaa que sucede, se siente tan rico haaa", pronto note como aun tenia contra sobre el chico en mi propio cuerpo, me excite un poco al ver como este luchaba por su cuerpo mientras que se comenzaba a estilumar luego de mis ordenes, " Veo que te guata mucho mi cuerpo pues te quedaras hací para siempre, disfruta ti vida de perrita yo me quedare con lo que no apreciaste, ahora era una putita como de las que tanto te burlabas, "No, no espera por favor no me dejes así", "Ha es verdad, ven chupamela se que lo deseas", no estaba muy segura de sentir entusiasmo al hacerlo, pero cuando lo vi como la putita que era ahora chuparme mi nueva verga mientras se estrujaba sus tetas con un gran deseo no dude en haber hecho lo correcto, luego le sometí contra la cama, le bese tocó el cuerpo haciéndole gozar, se retorcía del impacto de lo que le estaba pasando mientras que yo violaba mi viejo cuerpo, le chilaba las tetas como nunca, quizás no media mi propia fuerza ya que ahora era un hombre pero el momento me  hizo olvidar de ello, le metí su propio pene dentro de su nueva vagina haciéndole gritar de gemidos de placer,  le estaba gustando o quizás hasta doliendo pero es una muestra de lo que viviría desde ahora, le deje en cama chorreando con el semen que le deje luego de venirme dentro, ta ve le deje embarazada pues no me cuide para nada, tome rápido sus cosas dejándolo extasiado de dolor o de gozo, intento seguir me aunque con algo de dificultad pues tenia esos hachaques despues de cogérsela, además de no saber controlar aun su nuevo cuerpo, antes de irme le deje en claro como última de mis ordenes que nunca jamas volviera a buscarme y que disfrutará de su cuerpo de putita, comenzó a llorar pero me fii sin piezas a disfrutar de mi vida como el chico millonario que ahora era luego de haberle humillado como tantas veces lo hizo esa noche.







Fin














jueves, 8 de noviembre de 2018

"Posesión a la nieta"







El día de muertos Susana había visitado a sus abuelitos en el panteón, era algo ya tarde pero ella persistía entre las nubosidades de la espesa capa neblina ocultando las lapidas entre si, ella era algo gótica así que eso le fascinaba mas que un espectáculo aterrador como algo impresionante.

Sostuvo un papel que traía algo escrito, en el habían unas palabras que su abuelito le había encomendado escribir un año después de su muerte esta habiendo olvidado la petición de su abuelo decidió ir el día de muertos recordando el papelito.

Ya en el lugar, realizo lo que este le decía, sujeto con sus manos la lapida mientras que leía lo que decía el papelito en el suelo, ella no había leído este antes por lo que al mencionar las palabras cada vez mas raras se daba cuenta de que estas podrían invocar algo extraño, intento detenerse pero por alguna razón no podía, de su boca seguían saliendo las palabras del papel, sin saber que en realidad era un conjuro, quiso con miedo quitar sus manos de la lapida pero era inútil, estas se aferraban a ella como si algo estuviera atrayéndolas.

De pronto noto como un espíritu comenzó a salir de la tierra, este sugetaba las manos de Susana y predicaba las mismas palabras al mismo tiempo que ella, Susana con algo de miedo queriendo sin poder detenerse pues parecía estar controlada por el ente, notaba que el espíritu presente era el de su abuelo, con lágrimas en los ojos vio como este terminaba su oración introduciéndose lentamente en su cuerpo, pronto este entro por su boca asfixiandole un poco, su cuerpo comenzó a temblar, sus ojos se tornaron blancos, calló al suelo tambaleando, pronto despertó, la chica empezó a observarse a si misma notando que no le había pasado nada, se levanto y corrió de regreso a su casa, al llegar un sentimiento extraño le hizo querer ir al balo, al llegar encendió la luz y como si fuera algo nuevo para ella se miro un largo rato en el espejo contemplándose a si misma, algo raro pasaba con ella, ella misma lo sabia su lenga comenzó a actuar por si sola lamiendo sus labios pervertidamente, bajo su vista al escote mirando sus grandes pechos, sus manos tomaron la iniciativa dirigiéndose hacia ellos apretandolos un poco, comenzó a gemir sintiéndose excitada, pronto perdió el control de su cuerpo, volvió a quedar e shock hasta que la chica lanzo una mirada al espejo, su cara llena de felicidad denotaba un gran alarido de entusiasmo, expulsó unas cuantas palabras diciendo "Oh soy joven de nuevo", regreso sus nuevas manos a los pechos de la chica esta vez con algo de dificultad ya que ella quería que se detuviera.

"Alto, deja mi cuerpo, que haces", "Oh, querida soy tu abuelito, gracias por liberarme y regalarme tu cuerpo", "¿Qué?, pero si yo no te di nada, ¡dejarme, sal de mi ya!, "Lo siento niña, no desaprovechare la oportunidad", el abuelo siguió recorriendo su el cuerpo de la chica, esta dentro llorando por lo que su abuelito le estaba haciendo, había controlado su cuerpo hasta quedar extasiado, vio de si mismo una oportunidad muy grande con el cuerpo de su nieta, que al verse entendía que lo que le había hecho le dejo encantada, le regreso el control volviendo la chica en si misma, "¿Qué pasa, no querías tu cuerpo de vuelta?, "Si bueno es que, me gusto, tal vez si te dejara, sigue con ello, dejare que me poseas mas seguido pero debes prometerme que me dejaras ser yo de nuevo", el abuelo encantado regreso a tonar control de su dulce nieta, esta vez para nunca mas regresarselo, Susana quedando como espectadora de lo que hacia su abuelito en su cuerpo, deseaba no haber hecho nunca su promesa de muerte con el abuelo que le había robado su cuerpo.